28 de septiembre de 2009

Mil noches y mil cuentos







Ví estas fotos de Samarkanda (la palabra siempre me remitió a algo lejano y maravilloso) y me acordé de los cuentos de Las mil y una noches, de los que leí en mi infancia la versión de Galland y en mi adolescencia la versión sin censura de una colección que había en la biblioteca de mi escuela.
No me acuerdo demasiado los datos de edición pero me acuerdo que eran muy distintos a aquellos que había leído de chica. Genios, efrits, y un paisaje de mercados orientales y erotismo invadían la escena.
El corpus de estos cuentos ha tenido cambios,agregados, purgas y según sean los compiladores, algunos más cercanos a los relatos orales y otros más cercanos a las traducciones literales provenientes de viejos manuscritos.
De los cuentos traducidos por Galland (la versión más edulcorada para el público occidental del siglo XIX), mi preferido era por supuesto el inicio de la historia del rey Schariar y la hija del visir, Scherezada y otro cuento increíble: Historia del Príncipe Amhed y el Hada Parí Banu. (Empieza en la página 211).
En estos cuentos abundan cosas maravillosas: alfombras voladoras, canutos y lámparas mágicas, tesoros, aventuras, genios y hadas, muy diferentes a las de la traidición europea y la original estructura de "cuento cajita" o cuento "mamuschka", es decir un cuento que contiene todos los cuentos.



(La ilustración pertence al libro "Los mejores cuentos de las mil y una noches" de la colección Genios).
Respecto de las fotos que nombré al principio, se puede ver el album completo acá. Hace un recorrido en imágenes de la antigua "ruta de la seda" que unía a todo oriente medio como puente entre Europa y el lejano oriente.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...