10 de noviembre de 2013

Cuento del Gran Panqueque regordete!!!

Qué genia mi amiga Alicia!!! Nos mandó este cuento para agregar a "Los cuentos de mi infancia", pero como no tiene más el libro de donde se lo leía su mamá, lo tradujo e hizo las ilustraciones!!! Todo gracias a su sobri Renata, que va al jardín y merece que se lo sigan contando!!!!!!
Gracias Ali!!!!!

Con ustedes el Cuento del Gran Panqueque regordete!!!! (Click para acceder a las imágenes).


"Theodor y Carl Corlshorn publicaron en 1854 una recopilación de cuentos y fabulas de Hanover y sus al rededores. El cuento del gran panqueque regordete se contaba en todo el centro y norte de Europa, en distintas versiones e idiomas.
En mi casa teníamos un libro con 365 cuentos y poesías que mi mamá nos leía. Se llamaba: Und jetzt kommt euer Betthupferl. En ese libro estaba esta historia de la que hice una traducción libre y espero que les guste: Vom dicken fetten Pfannekuchen". 



El cuento del gran panqueque regordete
Había una vez tres viejitas que querían comer un panqueque. Una fue a buscar un huevo, la otra la leche y la tercera la harina y la manteca para prepararlo.
Cuando estuvo listo el panqueque voló por el aire y se les escapó rodando cantapa , cantapa al bosque.
Allí se encontró con la liebre Orejas Largas que le gritó: ¡Gran panqueque regordete, pará que te quiero comer!
Me escapé de las tres viejitas, ¿ por qué debería dejarme atrapar por una liebre? dijo el panqueque y se fue rodando cantapa-cantapa por el bosque.
Entonces se encontró con el lobo Piel Plateada que le gritó: ¡Gran panqueque regordete, pará que te quiero comer!
Me escapé de las tres viejitas, de la liebre,¿por qué debería dejarme atrapar por el lobo? dijo el panqueque y se fue rodando cantapa-cantapa por el bosque.
Más adelante se encontró con la cabra Chiva Larga que le gritó: ¡Gran panqueque regordete, pará que te quiero comer!
Me escapé de las tres viejitas, de la liebre, del lobo ¿por qué debería dejarme atrapar por la cabra? dijo el panqueque y se fue rodando cantapa-cantapa por el bosque.
Entonces apareció el caballo Pié Plano que le gritó: ¡Gran panqueque regordete, pará que te quiero comer!
Me escapé de las tres viejitas, de la liebre, del lobo, de la cabra ¿por qué debería dejarme atrapar por el caballo? dijo el panqueque y se fue rodando cantapa-cantapa por el bosque.
Ahí nomás se encontró con el chancho Cola Enrulada que le gritó: ¡Gran panqueque regordete, pará que te quiero comer!
Me escapé de las tres viejitas, de la liebre, del lobo, de la cabra, del caballo ¿por qué debería dejarme atrapar por el chancho? dijo el panqueque y se fue rodando cantapa-cantapa por el bosque.
Al final aparecieron tres niños que estaban solitos y le dujeron: Querido panqueque regordete no hemos comido en todo el dia.
Entonces el panqueque saltó dentro de la canasta de los chicos y se dejó comer.



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...