25 de octubre de 2009

Objetos melancólicos

FOTOGRAFÍAS DE JULIA MARGARET CAMERON




"El surrealismo se encuentra en la médula misma de la empresa fotográfica: en la creación misma de un duplicado del mundo, de una realidad de segundo grado, más estrecha pero más dramática que la percibida por la visión natural".
"Las fotografías, que transforman el pasado en objeto de consumo, son un atajo. Toda colección de fotografías es un ejercicio de montaje surrealista y el compendio surrealista de la historia".
"Nuestros desechos se han convertido en arte. Nuestros desechos se han convertido en historia."
"La apropiación surrealista de la historia también implica un aire de melancolía, además de una voracidad e impertinencia superficiales. (...) William H. Fox Talbott advirtió la especial aptitud de la cámara para registrar "las heridas del tiempo". Fox Talbott hablaba de lo que ocurre a edificios y monumentos. Para nosotros, las abrasiones más interesantes no son las de la piedra sino las de la carne".

"Las fotografías muetran a las personas allí y en una época específica de su vida, de un modo irrefutable, agrupan gente y cosas que un momento después ya se han dispersado, cambiado, siguen el curso de sus autónomos destinos".

" El surrealismos es el arte de generalizar lo grotesco y luego descurbrir los matices (y los encantos) de eso. Ninguna actividad está mejor abastecida para ejercer la manera de mirar surrealista que la fotografía; y finalmente todas las fotografías se miran de modo surrealista".
"Los fotógrafos, operando dentro de los términos de la sensibilidad surrealista, insinúan la vanidad de intentar siquiera comprender el mundo y en cambio nos proponen que lo coleccionemos". 



Del ensayo "Objetos melancólicos" del libro "Sobre la fotografía" de Susan Sontag. Uno de mis libros favoritos. Por su admiración ante la fotografía, la obsesión por las imágenes, por su afinidad con W. Benjamin.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...