12 de marzo de 2009

¿Con qué se llena de contenido un reclamo?


Minutos después de publicar mi anterior post, recibí de mi amiga Fabiana, docente rionegrina, unos mensajes increíbles de lo que fueron estos días de lucha en Bariloche, y cómo se fue sumando gente que piensa a la educación como UN BIEN DE TODOS.
Reproduzco su mail y una foto de la carpa que los docentes tienen montada en pleno Centro Cívico.

Amigas:
Cuando lean estas cronicas de Navarro talvez recuerden las luchas docentes
que ustedes vivenciaron por aca, yo la estoy vivenciando con mucha intensidad y queria compartir este relato con ustedes porque estuve la noche del encuentro entre Roberto y Aragona y los filme, una joyita !!Fue muy emotivo despues de la marcha de antorchas y silencio por el centro de Bche cantar todos juntos temas emblematicos de cada lucha"Como la cigarra", "Yo vengo a ofrecer mi corazon", etc.
Un abrazo!!
Fa

ROBERTO NAVARRO Y SUS CRÓNICAS DE ACÁ Y DE ALLÁ
 
Pinta tu aldea y pintarás el mundo
 
El ultimo día en Bariloche, hice realmente muchas cosas. Me levanté temprano(...) A eso de las cuatro y media de la tarde nos fuimos todos, yo debía todavía buscar el piano en casa de Manuel, ir a la Biblioteca Sarmiento donde actuábamos a partir de las 18 hs con Laura Calvo.A la salida de la Biblioteca encontré a Mariana La cruz, cantante peruana, de Lima, a quien no conocía pero de quien había recibido un mail a través de mi amiga Catalina Jiménez, de Valparaíso. Ella me contaba un día antes por mail que esta cantante estaba llegando sola al festival, sin músicos que la acompañen, me decía que actuaba el 10, yo le dije que el siete ya me iba de Bariloche, pero que podíamos hacer algo en la carpa que los docentes han instalado en el Centro Cívico. Un millón de veces prefiero tocar gratis para los docentes, con quienes comparto su lucha, sus sueños, sus aspiraciones de un mundo mejor, antes que para los sátrapas organizadores de lo otro. Al llegar a la carpa con el piano, nos enteramos que ese día los maestros, con el mayor de los respetos habían decidido no hacer música en honor al compañero muerto en un accidente en la ruta, cerca de Chichinales. Yo dije lo que sentí en ese momento, que me parecía correcta la postura, pero que para mí el mejor homenaje es justamente cantándole a la vida. Deliberaron un momento y a los 5 minutos estábamos haciendo música, acústica, sin amplificación alguna, allí, una cantante limeña que acababa de conocer, se sumó otro amigo entrañable, Horacio Aragona, al que por alguna boludez la vida nos había distanciado, pero era algo que ni recuerdo, pues en lo esencial seguimos siendo hermanos. Hasta mi nieto Guillermo, de cinco años tocó para los docentes, hizo su versión de Vivaldi, para deleite de los maestros que se encontraban bajo las luces del centro cívico. Con esta mujer Mariana, a partir de esos pocos minutos compartidos quedó esa sensación de amigos por siempre. Nos fuimos luego con mi hermana, mis hijas, mi nieto, por unas pizzas en un bar cercano, y la emoción de lo vivido todo ese día.

Nota de Mafaldita: Roberto Navarro es un conocido músico que vive en Bariloche, como así también Horacio Aragona, a quien conozco personalmente y a quien me unió la dicha de ser maestra de su hijo Luis.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...